Jugar, participar, inventar, imaginar…actividades que se ponen en función del aprendizaje y el descubrimiento.

Más que contar, nos dejamos contar:

¿Qué ves cuando miras un cuadro? ¿Qué sientes cuando caminas? ¿Te imaginas en otro tiempo?

Todos los niños pueden conocer todo, solo hay que saber acercarlo.

Cuadernos como el de Seoane o Colección de Pintura son una invitación a mirar el arte desde el juego y la creatividad.

Los cuadernos de campo proponen realizar recorridos por la naturaleza,jugando y experimentando.

Los archivos históricos, el reciclaje, la alimentación, la vida en común… cualquier tema es susceptible de ser abordado desde una propuesta didáctica imaginativa.