Buscar la participación de los ciudadanos en los proyectos culturales es un reto. No basta con desearlo, hay que materializar las ideas a través de intervenciones que pueden desarrollarse en ámbitos muy diversos.

Hemos colaborado en la puesta en marcha de programaciones culturales relacionadas con la naturaleza y la cultura rural como Otoño Sol en Salamanca (promovida por Adriss) en el que la música, la cocina, la narración oral, y la historia de los lugares se combinan para ofrecer, tanto a los habitantes, como a los turistas un abanico de propuestas para disfrutar de la provincia.

La comunidad educativa y los habitantes de un lugar se pueden ver convocados a participar en un proyecto de cultura viva a través de exposiciones colectivas o de llamadas de atención en sus propias calles donde un desafío o una cita literaria les recuerdan que son ellos los lectores, los espectadores y los protagonistas de cualquier programación cultural.